Blog de viajes

Cuando los viajes se vuelven obsoletos

Y nos despertamos en un mundo en el que los viajes parecen una mera ilusión de una vida que ya no nos pertenece. Un acto sin sentido que en nada tiene que ver con la cotidiana sobre vivencia a la que hoy nos enfrentamos como especie humana, en la que debemos estar todos juntos para evitar el final desenlace. Juntos desde nuestras casas, fortaleciendo nuestra mente, acompañándonos en la distancia, reencontrándonos a través de la tecnología, reducidos al espacio en el que vivimos, entregados a las labores cotidianas y a cuidar de los nuestros, coordinando la logística para abastecer nuestras necesidades inmediatas (alimento, agua potable) con el miedo latente de que en algún momento las cadenas de suministros fallen, algunos con tiempo de más, otros con tiempo de menos, algunos desbordando su poder creativo en pro de los demás, otros apenas manteniéndonos para enfrentar el día a día mientras intentamos entender lo que pasa y cuál es nuestro rol en todo esto.

Este blog se llama ligera de equipaje, y creo que es de las cosas mas contradictorias que he hecho en mi vida. En momentos límite como este me doy  cuenta que de ligera no tengo nada. Y menos ahora que soy mamá y me siento defraudada frente al mundo, y completamente vulnerable. No soy de las que se adaptan fácil, me lleva tiempo, el proceso resulta profundo y desconcertante, me confronta, y claro al final termino aceptando los cambios pero no de manera ligera. Así me ha pasado con algunos de los viajes,  y los tantos “cambios” que ha tenido mi vida en los últimos años.

Diez días después de que comenzara mi cuarentena apenas tengo fuerzas para sentarme a escribir esto, en este espacio creativo que dejé de lado por miles de razones que no puedo enumerar, o que yo me inventé para no poder enumerar. Y que hoy me doy cuenta que es mi refugio. Escribir es lo que al final de cuentas siempre me ha sacado adelante, y a lo que voy a dedicarme a hacer en estos días, en la medida en la que los días me den tregua.

De qué voy a escribir, no se… los viajes ya son obsoletos.

Tampoco voy a sobrecargarlos con mis pensamientos y angustias en este momento. Lo que quiero compartir con ustedes son esas cosas que en este periodo de cambios hacen mi vida ligera de equipaje (al final este es un blog personal), pequeños rituales, obsesiones, recomendados, destellos de cotidianidad y relatos.

No se muy bien por donde nos va a llevar este camino, lo que sí sé es que necesito escribir para hacer más llevadero esto, y que reactivar este blog es algo que debí hacer hace ya mucho tiempo.

“Get your shit done”

“Get your shit done” es un mensaje que me ha llegado a través de varios medios desde hace un tiempo, y básicamente se resume en que hay que lanzarse a hacer las cosas, así no se haga perfecto, así no se tenga todo planeado, el tema es hacerlo. Así que aquí vamos.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS