Un blog de viajes, buceo y yoga para viajeros ligeros

Post – Kyoto

Frente al fracaso del Protocolo de Kyoto, nuevas alternativas aparecen en el panorama mundial. Ahora la esperanza reside en la voluntad que han manifestado los países industrializados en negociar un nuevo acuerdo legal para mitigar los gases efecto invernadero.

Entender lo que le está pasando a la Tierra es sencillo: imagínese una fiebre intensa que cada vez es más alta y que no puede controlarse. Las sequías, las inundaciones, el aumento del nivel de los océanos, la extinción de algunas especies y las hambrunas son algunas de las evidencias de este fenómeno conocido como calentamiento global, que según los científicos de no tomarse medidas tendrá efectos irreversibles en las formas de vida del planeta. La causa: las elevadas de emisiones de CO2 producidas por la actividad humana que desde la era industrial aumentan año tras año.

Las primeras advertencias sobre este tema se hicieron en 1979, cuando un grupo de expertos comenzó a detectar incrementos en la temperatura del planeta, y le recomendaron a los países industrializados medidas para estabilizar la concentración de los gases efecto invernadero en la atmósfera. Ante este llamado muchos defendieron sus sistemas económicos a base de combustibles fósiles y así las advertencias de los ecologistas quedaron en un segundo plano.

Sin embargo, hacia finales de los noventas las consecuencias de los más de 50 años de actividad industrial comenzaron a ser inocultables, y el Protocolo de Kyoto –que obliga a los países firmantes a reducir las emisiones de gases contaminantes en un 5% con respecto a los niveles de 1990– finalmente fue adoptado. Solo hasta 2005 se logró la adherencia del total de países necesarios para que el Protocolo entrara en vigor.

“El gran defecto de Kyoto fue que desde un principio los grandes contaminantes no suscribieron el protocolo argumentado razones económicas. China y Estados Unidos –que juntos producen la mitad de las emisiones de CO2 del mundo– nunca han estado dentro, por ejemplo”, asegura Eduardo Guerrero, asesor de la Alta Consejería para la Gestión Ambiental, Biodiversidad, Agua y Cambio Climático de la presidencia de la República de Colombia.

El polémico protocolo

 A pocos meses de que terminara la vigencia del Protocolo de Kyoto –cuyo vencimiento estaba fijado para diciembre de 2012, pero que luego de la última Cumbre de Cambio Climático en Durban fue extendido hasta al menos 2017- varías críticas comenzaron aparecer sobre el tratado que poco o nada de incidencia ha tenido en el total de las emisiones de carbono que hoy contaminan la atmósfera.

“Este es un tema que no se puede mirar en blanco y negro, pues sin bien no se lograron las reducciones de emisiones esperadas, los países suscritos sí tomaron acciones en torno al cambio climático, y lo más importante es que se logró captar la atención de los líderes políticos y ciudadanos entorno a los riesgos que corre el planeta y la necesidad de tomar acciones concretas”, Guerrero.

Entre lo positivo del protocolo se encuentra la reducción del 17.6% de emisiones de gases efecto invernadero por parte de los países firmantes, en contraposición con el aumento en un 2.1% por parte de aquellos que no hacen parte de Kyoto. Sin embargo, si bien las reducciones logradas por los países adheridos al protocolo son valiosas no se equiparan con las altas emisiones de CO2 de los países que no lo ratificaron y por lo tanto no están obligados a pensar en tecnologías amables con el medio ambiente y mucho menos en una economía libre de CO2.

Para poner un ejemplo, China pasó de emitir 1.260 millones toneladas de CO2 en el año 2000 a 3.120 millones de toneladas en el 2011, convirtiéndose en el país más contaminante del mundo y superando a Estados Unidos que había ocupado este lugar durante las últimas décadas. En el caso de Estados Unidos el aumento fue de 2.700 millones de toneladas a 2.820 millones de toneladas e India pasó de 477 millones de toneladas a 638 millones, ocupando el tercer lugar entre los contaminantes.

Esta falta de compromiso de los países industrializados ha llevado a que Canadá abandone el protocolo y que otros como Japón, Rusia y Nueva Zelanda hayan manifestado su voluntad de abandonar Kyoto hasta que China y Estados Unidos –que son sus competidores comerciales– asuman compromisos similares de reducción de emisiones de CO2.

Sin embargo, aunque no pareciera haber salida ante la falta de voluntad política, la última cumbre de Cambio Climático de Durban abrió un nuevo camino de esperanza. Como primera medida se extendió la vigencia del Protocolo de Kyoto hasta mínimo 2017, China y Estados Unidos ratificaron su voluntad de seguir en la mesa de negociaciones,  se creo un Fondo Verde para el Clima –de 100 mil millones de dólares anuales– que será utilizado a partir de 2020 para enfrentar el impacto del cambio climático en los países menos desarrollados y los países presentes –incluyendo China y Estados Unidos– aceptaron por primera vez negociar un acuerdo legal bajo el cual estarían obligados a mitigar sus emisiones a largo plazo.

Vale recalcar que la última vez que los países se pusieron de acuerdo en un mandato como este fue precisamente en 1995, bajo el cual nació el Protocolo de Kyoto. Ahora todo esta en manos de los líderes políticos del mundo y de que estos por fin dejen de lado sus intereses económicos para trabajar en conjunto con el objetivo de salvar la vida en la Tierra. La próxima Cumbre de la Tierra –que tendrá lugar en Río de Janeiro el próximo mes de junio– será el termómetro que definirá el rumbo de estas nuevas negociaciones con las que se busca una solución efectiva ante la fiebre intensa que sufre el planeta.

*Publicado en Avianca en revista, todos los derechos reservados a Proyectos Semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: