Blog de viajes caribeños

Alerta nuclear

En busca de combustibles limpios, el mundo se ha tornado hacia la producción de energía nuclear. Sin embargo, el último accidente ocurrido en Fukushima vuelve a dejar al descubierto el inminente riesgo que representan las plantas nucleares para el planeta.

Se estima que están en operación 539 plantas nucleares en el mundo. La mayoría se encuentran en Estados Unidos (104 más una en construcción), le sigue Francia con 59, Japón con 54 más otra en proceso, Rusia con 31 reactores y otros nueve en obra y Corea del Sur con 20 y seis más que entrarán en operación en los próximos meses. Pese a que en América Latina la proporción de centrales nucleares es mucho menor que en el resto del mundo, el continente no se queda atrás.

En la actualidad están en funcionamiento seis (dos en Argentina, dos en Brasil y dos en México) y los planes de implementación de este tipo de tecnologías avanzan rápidamente. Hace apenas unos meses, el gobierno de Lula da Silva anunció que para 2030 Brasil contará con cuatro nuevas plantas, cada una con mil megavatios de potencia; en Argentina se está construyendo una nueva central y se tiene proyectada una más; Chile está en conversaciones con Estados Unidos para lograr algún tipo de financiación al respecto y Venezuela firmó un acuerdo con Rusia el pasado mes de octubre para construir su primera planta.

Aunque la producción de energía nuclear, a simple vista, parece una de las salidas para mitigar el calentamiento global –ya que ésta a diferencia de los combustibles fósiles no produce emisiones de CO2– lo cierto es que los residuos que deja el proceso de transformar el uranio en energía son tan tóxicos que cualquier falla en alguna de estas centrales que hoy colonizan el planeta se convertirá en una catástrofe ambiental y sanitaria irreversible. Lo que sucedió el pasado marzo en Fukushima, en donde los niveles de radioactividad llegaron a su máximo, es tan sólo uno de los ejemplos.

 Sin vuelta atrás

Luego de casi 10 meses de ocurrida la explosión de la central nuclear de Fukushima I –ocasionada por un terremoto– se ha podido evidenciar que el agua  que antes era potable en Tokio y otras localidades aledañas está contaminada con restos de yodo radioactivo. Así mismo, se han detectado altos niveles de radioactividad en la leche y los productos agrícolas cultivados cerca de la central nuclear. En las muestras tomadas del suelo también se encontró plutonio, un elemento metálico altamente radioactivo utilizado en la fabricación de armas nucleares. Además, se pudo comprobar que tras la explosión el contenido de yodo radioactivo presente en las aguas marinas fue 7,5 millones de veces superior al límite legal y en el caso del celcio este estuvo 1,1 millones de veces por encima.

Pese a que el gobierno japonés ordenó clausurar la planta de Fukushima los efectos contaminantes continuarán por cientos de años. Quienes promueven la producción de energía nuclear se escudan en los altos estándares de seguridad con los que ahora cuentan estas plantas. Sin embargo, un accidente natural como el de Fukushima o como cualquiera de los otros 10 que se han presentado desde 1957 –entre los que se encuentran el de Chernobyl (1986) –  puede volver ha ocurrir.

La decisión de varios países latinoamericanos, sobre todo de Chile –un territorio constantemente sacudido por sismos–  de embarcarse en la era nuclear tiene en alerta a sus demás vecinos. Si bien la energía nuclear tiene sus ventajas para el medio ambiente, también tiene sus costos a largo plazo, y más aún teniendo en cuenta que todavía no se ha desarrollado un sistema efectivo para tratar los residuos radioactivos. Al parecer, este es un saldo que el mundo se ha decidido a afrontar.

*Publicado en la revista Barman, todos los derechos reservados a Proyectos Semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: